Raid Dragonera 2016

05 Sep 2016

Raid Dragonera 2016

Listado en Competicion



Esta edición del Raid Motonáutico Aguas Azules ha estado marcada por el mal tiempo de la segunda jornada y un nuevo record de participación en las dos categorías de Semirrígidas y Motos Acuáticas.


Este Raid Motonáutico, aún reconocido por todos como el Raid Dragonera, cuenta ya con 12 ediciones y con el especial apoyo de Yamaha Motor, que se comprometió hace unas cuantas ediciones creando una categoría especial para motor acuáticas Yamaha Waverunner.
La creación y organización de esta especial prueba está en manos de Difusión Náutica, el Club Náutico Skipper y la revista Embarcaciones Neumáticas y Motos Acuáticas, contando con el apoyo de la Federación Balear de Motonáutica y de importantes empresas colaboradoras como Yamaha y Repsol, además de los diferentes puertos en los que ha ido recalando la flota, como Port Forum, el Club de Mar de Palma de Mallorca, Marina Tramontana en el Puerto de Soller, el Club Náutic Andraitx, Club Náutic Sa rápita y Porto Cristo, como final de fiesta. También han colaborado diversas empresas del sector, como la gama de ropa Amarras, Náutica Jaume Vermell, Lomac o Nautinort con su flota de semirrígidas Zar.



Preparando la prueba
Tradicionalmente, este Raid concentra sus diferentes etapas entre uno de los primeros fines de semana de julio, con la reunión previa en viernes antes de iniciar el recorrido. Este año, sin embargo, el verdadero espíritu del Raid Dragonera se inició el miércoles previo con una reunión informal en las instalaciones del barcelonés puerto de Port Forum, en donde diversos equipos disfrutaron de una presentación de la nueva edición, antes de partir en conserva hacia la isla de Mallorca

.
Fue el viernes por la tarde cuando se reunieron todos los equipos participantes en las instalaciones del Club de Mar de Palma de Mallorca, para conocer el trazado definitivo de cada una de las etapas, que este año discurrían por la zona Oeste, Sur y Este de la isla de Mallorca. Tras la inscripción y revisión de los equipos por parte de la Federación de Motonáutica, se celebró la tradicional cena de bienvenida de todos los participantes.

A primera hora
A las 7,30 horas de la mañana y con el mar en calma se dio una salida lanzada de las semirrígidas desde la bocana del Puerto de Palma de Mallorca para atravesar el estrecho frente a la Isla Dragonera antes de llegar a Port Soller tras recorrer algo más de 41 millas. En el caso de las motos acuáticas, la salida se realizó del mismo modo pero navegando previamente en conserva hasta las Isla del Toro, desde donde partieron  algo más tarde para alcanzar a las semirrígidas cerca de la llegada.
Sin sorpresas debido al buen tiempo, los equipos de mayor potencial de velocidad empezaron a marcar su territorio como el imparable Christian Marquez en motos acuáticas, o para las semirrígidas el Orange Marine de Marcus Straver en categoría Alfa, el Valiant Canarias de Manuel Velazquez en Bravo, el Team IBR de Javi García en Bravo Racing, un sorprendente Team IBR2 de Rubén Ruiz para la Charlie, o el renovado Siracusa de Manuel Trigo en Foxtrot, con el apoyo de los dos participantes de categoría turismo, el Sport Nautic Costa Brava de Alex B. y el Team IBR3 de Javier Bracho, que no puntuaban para la clasificación final.

Después de reponer fuerzas con el tradicional desayuno mallorquín de la mano de Marina Tramontana de Soller, partieron los participantes primero las motos y después las semirrígidas, rumbo a la línea de llegada situada frente a isla Mitjana en el canal que separa la Isla de Dragonera de la de Mallorca, para dirigirse al cercano puerto de Andraitx, en donde fueron agasajados con una reparadora comida.
En esta etapa, las clasificaciones variaron solo en algunas categorías, como en la Charlie, en la que el siempre veloz Scuba Elx de Jerónimo Boix demostró que es el más rápido o el Bellanáutica Racing Team de Juan Tenorio, que con su Lomac Adrenalina se impuso en la Bravo.

Con una espectacular salida en grupo, todos los equipos partieron rumbo al puerto de Sa rápita, con un recorrido de 33 millas pasando por el estrecho paso de la Isla de Toro y a la espera de las condiciones que supondría atravesar la Bahía de Palma, generalmente azotada por el molesto mar de “Embat” en los días calurosos del verano y siempre complicado para hacerlo a alta velocidad. Por suerte el mar estaba en calma y la flota apenas se vio afectada por las estelas de los barcos en una zona tan transitada como esa.
La llegada a Sa Rápita se realizó sin cambios en la clasificación de las diferentes categorías, excepto en Foxtrot, en la que Jaume Vermell Náutica se impuso debido a la retirada del Siracusa, con una importante avería.
Como todo no va a ser competición, se celebró una espontanea fiesta flotante apoyada por Yamaha fondeando frente a la isla de Es Trenc todas las semirrígidas como plataformas para las motos acuáticas, que duró hasta la hora de la cena en el Club Náutico de Sa Rápita.

Una clausura perfecta
Con unas previsiones duras de mar y viento para la última jornada, que permitirían demostrar los verdaderos niveles de pilotaje de los equipos, se realizó una salida a media mañana de la única y última etapa que debía llevar a los participantes hasta Porto Cristo, con una salida en dos grupos de gran espectacularidad.
Desde el inicio, algunos equipos tuvieron problemas técnicos nada más partir, como el Zar Team One con el motor parado por problemas eléctricos o el MFS Team con la sujeción de los asientos, que les retrasaron inicialmente del resto hasta superar Cap Salinas en la que el recorrido dejaba de estar protegido por la costa y el mar abierto demostró toda su dureza. Una buena muestra de la dificultad de navegar a alta velocidad es que una etapa de apenas 32 millas que en condiciones normales se cubriría en poco más de media hora, obligó a muchos equipos a superarlo en varias horas luchando contra las olas, con especial dureza para las motos acuáticas, que también sufrieron algunas averías. En esta etapa la experiencia en mar abierto fue determinante para la clasificación, con grandes remontadas de equipos teóricamente menos rápidos, así como la gran solidaridad de todos, que fueron socorriendo en cada momento a los más necesitados.

Finalmente casi todos los equipos pudieron llegar a la meta aunque no en las posiciones habituales hasta ese momento, sin que ello fuera muy significativo a la hora de la clasificación general final, pues la mayoría de categorías ya estaba bien definida. De hecho, el cambio más destacado fue el triunfo en motos de Abel Domínguez, que con su Yamaha consiguió superar de manera muy trabajada al hasta el momento intratable vencedor de la general.
La entrega de premios se realizó en la misma Cantina de Port Cristo, tras una comida típica de Mallorca, apoyados por las instalaciones de Náutica Jaume Vermell, donde todos los equipos se emplazaron ya para la próxima edición en la que se preveen importantes cambios en el recorrido, entre ellos posiblemente el salto a la península.
*Afac. Fotos Difusión Náutica

 

¡¡¡MIRA LOS VIDEOS EN!!!

https://www.youtube.com/watch?v=3nP-Mbi1aRw

https://www.youtube.com/watch?v=4TBu-JB8b4E

 

 

 

 

  • Compartir
X

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y de nuestra política de cookies.