Los tejidos de los flotadores

19 Abr 2016

Los tejidos de los flotadores

Listado en Dossier

 

Neumáticas y semirrígidas tienen como característica principal que cuentan con unos flotadores, de diferentes formas y tamaños y que, además, pueden estar fabricados en diversos tipos de tejidos, según su material.

Una clasificación práctica
En realidad, al analizar los tejidos que forman los flotadores de las neumáticas, se deberían clasificar por la composición del tramado de tela interior, que en su momento paso del original algodón, una fibra natural, a las fibras sintéticas de gran resistencia, como las poliamidas o el poliéster, que redujo radicalmente las deformaciones debidas a la presión. Sin embargo, se ha popularizado la clasificación por medio del material que conforma el recubrimiento que protege la tela y asegura una perfecta hermeticidad y que, por su parte, también ha sufrido una gran evolución desde sus inicios, pasando de la goma natural, especialmente sensible al paso del tiempo, a la goma con base de Neopreno sintético, más resistente y duradera u otros materiales plásticos como el PVC o el Poliuretano.


Opciones actuales
Dejando de lado los primeros tejidos que se usaban para las predecesoras de las actuales neumáticas de uso comercial, como el caucho con base de algodón o los tejidos parafinados, en la actualidad se están utilizando principalmente tres tipos de material para el tejido de los flotadores de nuestras embarcaciones, el PVC, la combinación de Hypalón/Neopreno y el Poliuretano, con diferentes tipos de acabado o uso, dependiendo del fabricante.
El más famoso y popular fabricante actual es Pennel & Flipo, originariamente francés y ahora radicado en Bélgica, que ofrece entre otros productos la famosa marca Orca de Hypalón/Neopreno, que utilizan las principales marcas del mundo de semirrígidas. Existen también marcas de calidad en otros países, con buenas referencias de otros fabricantes de Alemania o Taiwán para, por ejemplo, el tejido de PVC.
Vamos a analizar estos tres tejidos de forma independiente, poniendo atención a su fabricación y a sus cualidades, para poder elegir mejor cual de ellos es el que se adapta a nuestras verdaderas necesidades.

Los tejidos de PVC
El PVC o Cloruro de Polivinilo es un material sintético basado en una resina vinílica que tiene la particularidad de poder unir diferentes piezas por medio de soldadura caliente o electrónica, además de la convencional de pegado manual con cola en frío.
Algunos fabricantes de tejido o incluso astilleros de embarcaciones han adoptado nombres específicos para este u otros tejidos, como Strongan para Zodiac o Tritex para Narwhal, pero continúa siendo el mismo material.
A pesar de ser considerados los más económicos, en realidad ello no significa que los de PVC sean los de menor efectividad, pues un buen tejido y del grosor adecuado, puede cubrir casi cualquier necesidad sobre una neumática o semirrígida.
Si históricamente la adopción de los tejidos de Hypalón/Neopreno otorgó fiabilidad a las neumáticas, por sus grandes cualidades de resistencia y estanqueidad, los tejidos de PVC supusieron un importante abaratamiento en los costos de producción, convirtiendo estas embarcaciones en productos más asequibles para todos.


Los modernos tejidos de PVC ofrecen un elevado nivel de estanqueidad, al estar compuestos de varias capas de diversos materiales, repartidas de modo básico en:
- Una capa interior de PVC
- Una capa de tejido básico de alta tenacidad (Base de poliéster o Poliamida)
- Una capa exterior de PVC

Esta composición multicapa, proporciona al tejido de PVC unas grandes cualidades, que podemos determinar en:
- Gran flexibilidad
- Resistencia a la humedad
- Resistencia a muchos agentes químicos
- Resistencia al desgarro del 50%
- Resistencia a la abrasión de más del 50%
- Resistencia a las agresiones climáticas
- Facilidad para su soldadura en caliente
- Posibilidad de soldadura electromagnética
- Posibilidad de pegado manual

Los tejidos de PVC son más baratos de fabricar que el H/N y, si bien inicialmente los flotadores de PVC unían sus diferentes secciones mediante el pegado manual con cola en frío, según el método tradicional que aún se utiliza en algunas gamas de corte económico, en su momento la marca Zodiac empezó a aplicar el primero el sistema de termosoldadura, combinando la fusión con el calandrado (prensado continuo) a presión y, posteriormente, desarrollando aplicaciones de soldadura de alta frecuencia, ambos basados en el calentamiento hasta casi la fusión de los componentes a unir, mediante la utilización de unas máquinas de diseño muy especial.
En las uniones por termosoldadura, el calor para alcanzar la unión de las diferentes piezas se obtiene mediante la aplicación de una resistencia a alta temperatura y cierta presión, mientras que en la soldadura por alta frecuencia, el sistema consiste en hacer pasar una corriente eléctrica determinada por los materiales, con el fin de agitar las moléculas de las piezas a unir, consiguiendo que se solidifiquen ambos componentes.
En la actualidad, este sistema de alta frecuencia, es utilizado en los grandes astilleros que usan PVC principalmente para el soldado de los accesorios, como asas y relingas, mientras que las secciones de los flotadores se unen por termosoldadura o manualmente. Los accesorios también se acostumbran a unir frecuentemente mediante el pegado manual.


Tejidos de Hypalón/Neopreno
Seguramente es el tipo de tejido que tiene mejor fama, por ser el que revolucionó la fiabilidad en las embarcaciones neumáticas y resultó tan resolutivo para aplicaciones profesionales y militares que precisan de alta resistencia.

Los modernos tejidos de Hypalón/Neopreno son también multicapa, estando compuestos de diferentes productos que aseguran sus cualidades de estanqueidad, flexibilidad y resistencia.
Un tejido de Neopreno básico puede estar compuesto por cuatro o más capas de diversos materiales divididas de modo básico en:
- Una capa interior Neopreno
- Capa de Policloropreno
- Tejido básico de alta tenacidad (Base poliéster o poliamida)
- Capa de Policloropreno tintado
- Capa de exterior de Hypalón tintado

Según esta composición, las propiedades más características de los tejidos compuestos de Hypalón/Neopreno son:
- Flexibilidad
- Facilidad de pegado en frío
- Resistencia a la abrasión
- Resistencia a productos químicos (Sobre todo combustible)
- Resistencia a la ruptura
- Resistencia al decoloramiento
- Resistencia a altas y bajas temperaturas
- Larga duración

Gracias a estas cualidades, las embarcaciones de Hypalón/Neopreno han sido siempre muy apreciadas por los usuarios, ya sean profesionales o deportivos, que tienen programas de uso muy intensos, como pueden ser para las tareas de rescate, transporte, navegación por zonas difíciles y frecuentes varadas en zona de rocas, e incluso para la pesca o el buceo.
En definitiva, las embarcaciones de Neopreno/Hypalón ofrecen una gran durabilidad, por lo menos respecto a las de PVC, siempre que se trate de grosores de tejido similares, aunque también su precio acostumbra a ser superior, por lo que antes de decidirnos por un material u otro es imprescindible valorar que tipo de uso le vamos a dar a la embarcación y la rentabilidad que le vamos a sacar a las horas de navegación.


Tejidos de Poliuretano
Utilizado inicialmente para la construcción profesional y militar de elementos como depósitos de combustible, pontones, barreras antipolución o balsas entre otros, este tejido fue el último en ser adoptado por algunos astilleros para la construcción de flotadores para embarcaciones neumáticas y semirrígidas.

Este tejido de Poliuretano se basa en un elastómero que combina con éxito en un mismo producto las cualidades tradicionales de alta resistencia a la abrasión y desgarro de los materiales como el H/N con las ventajas en cuanto a facilidad de manipulación de los termoplásticos como el PVC.
Precisamente por su facilidad para el manipulado y la posibilidad de su pegado mediante termofusión, que permite la fabricación en serie y la reducción de tiempos en la cadena de producción, a pesar de tener un precio por metro cuadrado algo elevado debido a la poca demanda del mercado, el precio final de la embarcación puede equipararse a su homóloga realizada en Hypalón/Neopreno.
En realidad, este tipo de tejido, se ofrece a nivel mundial a través de muy pocos astilleros de semirrígidas, normalmente por encargo y es utilizado principalmente para usos profesionales y para concursos militares.

Un moderno tejido Poliuretano se compone de diversas capas de material convenientemente laminado, que se divide en:
- Una capa exterior de Poliuretano
- Una capa de tejido básico de alta tenacidad (Base de poliéster o poliamida) rodeado de dos capas adhesivas
- Una capa de Poliuretano interior

Entre sus ventajas destacaremos:
- Gran resistencia a la abrasión, superior a la del H/N y del PVC.
- Mayor resistencia a la decoloración forzada por los rayos UV que el H/N
- Mantenimiento de sus cualidades de elasticidad y flexibilidad durante toda su vida útil
- Excelente impermeabilidad al aire con solo una fina capa
- Estupenda resistencia, duración e impermeabilidad de sus soldaduras
- Gran relación calidad-precio a pesar del alto coste del material, al resultar más barato su manipulado
- Las uniones de paños mediante termofusión o soldadura de alta frecuencia permanecen estancas e inalterables tanto tiempo como dura el tejido en si

.

El grosor si que importa
Muchas veces hemos oído, e incluso leído, comentarios sobre las grandes ventajas de las semirrígidas de H/N o las de POL sobre las de PVC, dejando a estas últimas como las de “mercadillo”, baratas y de poca calidad.
En realidad esta es una afirmación que no se sostiene por que en muchos casos la calidad de la embarcación dependerá de la misma calidad del tejido, de su fabricante, de su manipulación y, por supuesto, del grosor del tejido interior que sirve de base.
Para ello los diferentes fabricantes clasifican sus tejidos según una cifra denominada popularmente “decitex” (deniers), que es una medida creada para marcar la resistencia a la ruptura del material empleado en su tramado.
De hecho el “denier” es el peso en gramos de 9.000 metros de hilo, mientras que el “decitex”, que es la medida de uso más habitual entre todos los fabricantes de tejidos para neumáticas, es el peso en gramos de 10.000 metros de hilo.
Habitualmente algunos equiparan los 1.000 decitex con tejidos alrededor de 1 milímetro de grosor, pero en realidad no es muy exacto, pues dependerá del tipo de máquina de calandrado y la presión que se haya usado para fabricar los paños de tejido acabados.
En general, un tejido por debajo de 1.000 decitex es el utilizado en neumáticas de corte económico y normalmente, sea del tipo que sea, de paños encolados a mano. A partir de 1.200/1.500 decitex ya podemos considerar que se trata de un paño de buena calidad y resistencia, dejando los de más de 1.600 para semirrígidas de cierta eslora y los de más de 2.000 decitex para uso profesional.

Algunas consideraciones
- La calidad del tejido la otorga en gran medida el grosor (decitex)
- Un tejido de PVC puede cubrir cualquier necesidad de uso deportivo y alguno profesional, si se le proporciona el mantenimiento necesario
- El sol es el peor enemigo de los tejidos de nuestros flotadores y debemos procurar, en lo posible, cubrirlo con lonas cuando vaya a estar largos periodos nuestra embarcación inactiva
*Texto y fotos: Afac

  • Compartir
X

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y de nuestra política de cookies.